Webs Personales Globered
Consigue tu propia pgina web
logo de portal bonsai histrico
0 0 0

El pino Thunbergii y yo (1ª parte)

Por: JJMA | Publicado: 06/07/2008 12:22 | | | #Cont:89





<font size=1><b>[Modificado el 06/07/2008 a las 18:44]</b></font>

Muy buenas



Después de mucho tiempo sin postear hoy voy a escribir unas cosillas sobre el pino thunbergii o pino negro japonés. Ni idea si las experiencias que voy a dejar reflejadas son extrapolables a otras especies, puesto que por razones personales, no cultivo especies autóctonas y mi poca experiencia se limita al pino blanco japonés y hace muy poquito tiempo al pino negro. Como me es difícil ir al turrón desde el principio, una serie de reflexiones a modo de introducción.



Me remonto. Al igual que muchos de vosotros, la mayor parte de la información que se podía conseguir sobre cultivo y formación hace años, provenía de publicaciones y revistas japonesas. En resumen, mi formación teórica se ha basado siempre en lo que hacían / decían los japoneses, y eso quieras que no, marca. Los árboles que siempre admiré y quise tener, eran japoneses. Y para colmo, el manual de instrucciones al que tenias acceso también lo era, así que lo uno lleva a lo otro, y la mayor parte de los árboles que hay en mi terraza como no, son especies japonesas.



Por otra parte, y en contra de algunas opiniones sobre el mejor modo de comenzar en el mundo del cultivo de árboles, la mía personal descarta las semillas y los esquejes como forma de introducción. Veo con frecuencia un apetito insaciable por adquirir información, plantas, etc. con un objetivo no muy claro. Además, nuestra mentalidad y modo de vida, parece que nos conmina a conseguir resultados buenos y rápidos en un ti-tac, y eso va a ser que no. Mi teoría, personal e intransferible al igual que mi tarjeta de crédito, me dice que la mejor forma de aplacar esas ansias de tener y hacer “bonsai” es realmente tenerlo y poder aplicar técnicas sobre él. Si empezamos plantando semillas o esquejando, las probabilidades de poder aplicar técnicas sobre ellos se dilata en el tiempo y pueden ocurrir dos cosas, a saber: que te desesperes por la lentitud del proceso, o que abrases a las pobres plantas haciéndoles cosas para las cuales ni ellas ni tu están preparadas y que terminan con la misma desesperanza.



En otro orden de cosas y no menos importante que lo anterior, es la experiencia en cultivo. Ojo que no hablo de la mayor o menor capacidad creativa, ni del dominio en el alambrado, la makita y el sulfocalcico. Hablo de algo tan banal, pueril y poco espectacular como saber regar, abonar con criterio o trasplantar en el momento adecuado. Jardinería pura y dura, de la que no se ve en demostraciones, talleres o artículos de remodelaciones, pero que suponen el 99% de la vida o la muerte de un árbol, y el mismo porcentaje del tiempo dedicado a los árboles.

Pgina [1 2 3 4 5 6 7 8 9 ]
JJMA
JJMA
Soy un defensor a ultranza, casi obsesivo, de que difícilmente podremos conseguir un buen árbol si no sabemos cultivarlo. El cultivo (el bueno) es fundamental, imprescindible, necesario, para cualquier cosa que queramos realizar en la fase creativa o de formación de un árbol. Para modelar un árbol ha de estar sano, muy sano, y eso se consigue con un perfecto cultivo, no basta con saber mantenerlo vivo. Y después de modelarlo, hay que conseguir el objetivo perseguido a base de crecimientos controlados, pinzados, defoliados, selección de brotes, etc o de lo contrario, el mejor modelado realizado por el mejor modelador, no llegará a culminarse o se echará a perder irremediablemente. Ni que decir tiene, que saber como responde una especie concreta a podas drásticas, alambrados y demás, no solo es necesario después de modelar, sino que es casi mas importante el saberlo antes de esa formación. Una pregunta tonta: ¿Como voy a ser capaz de predecir el futuro de un árbol antes de meterle la tenaza y la makita, si no tengo idea del comportamiento de la especie a los trabajos que le voy a hacer?.

¿A cuento de que viene todo esto?. Pues muy sencillo o muy complicado, según se mire. Intento ser consecuente con mis ideas, y las mantengo. Después de muchos años cultivando árboles más o menos formados, pero siempre partiendo de material con cierto porte, ¡¡¡¡¡he pecado¡¡¡¡¡¡. Bueno, pecar, lo que se dice pecar, no ha sido. En realidad, he hecho justo lo contrario a lo que vengo sosteniendo desde hace unos párrafos. ¡¡¡¡¡¡he sembrado semillas¡¡¡¡¡¡¡¡. Dicen que la ignorancia es la madre de la imprudencia y del atrevimiento. En este caso he sido soberbio y he considerado que puedo ser capaz de conseguir un gran árbol partiendo de una semilla. Pienso que tengo la experiencia y conocimientos suficientes para poder lograrlo, veremos si la madre naturaleza me pone en mi sitio o consigo el objetivo.

Como una cosa es ser soberbio y otra jilipollas, también es cierto que me he puesto a ello con aquello de lo que más información teórica disponía para poder apoyarme y no ha sido otro que el cultivo del pino negro japonés desde semilla. Muchos seguro que habéis leído algún articulo sobre el tema. Pues desde ya digo, que según mi experiencia, o yo soy muy torpe leyendo y no entiendo o en esos artículos hay partes que eran raras de traducir, o al autor se le olvido “casualmente” comentarlas.

Empecemos. Halla por el año del Señor de 2004 y por medio de mi buen amigo José Acuña (Centro Bonsái Tenerife) fue cuando llegaron a mi poder una partida de semillas de pino thunberguii, procedentes, curiosamente, de los Estados Unidos de Norte América también conocido como EEUU o USA. Pues venga, ya que las tenemos, vamos a intentarlo. El proceso de plantación esta muy bien explicado y documentado en el siguiente post, así me ahorro el contarlo http://www.portalbonsai.com/foro3_mensaje.asp?tema=9687&fecha=20080611230547

Si habéis leído el post de José Acuña, el objetivo es hacer germinar las semillas, para después “esquejarlas” eliminado las raíces y dejando solo el tallo y el penacho de acículas. El primer escéptico era yo. ¿Eso funciona?, anda ya. Solución, dando por hecho que eso no funcionaba ni de coña, y que de hacerlo lo haría en un porcentaje mínimo, vamos a plantar semillas como si no costase que seguro que palman un montón. Las semillas a pesar de ser del país de la Coca Cola resultaron buenas, y germinaron en un gran porcentaje. “Solo quinientas”. Toca esquejarlas. Aquí si que no vamos a tener tanta suerte. Vamos a esquejar unas doscientas, que con que sobrevivan unas cuantas, nos damos con un canto en los dientes. Segundo error, no solo funciona sino que lo hace de maravilla. El japonés sabe de que escribe, vamos bien. O no, ahora resulta que tengo doscientas semillas esquejadas de quinientas que plante. Cagón to lo que se menea. Bueno el caso es que un semillero con cien semillas tuvo un final feliz para mi (lo cambie por un árbol) y del otro seleccione cosa de cincuenta plantas, quedándome con las que tenían más y mejores raíces, procediendo a plantarlas en macetas individuales.

El año 2004 fue el primero de vida de los pinos, y realmente hacen poco o muy poco. Primero germinan, después llego yo con la gillette y los esquejo, por lo tanto han de sacar de sus pocas reservas nuevas raíces para sobrevivir, así que con tanto estrés se quedan en poco mas que un penacho de acículas con raíces, que no es poco.

En el 2005 me empiezan a surgir las primeras dudas. Yo quería árboles pequeños y los pinos tienen una tendencia a tirar velas largas y fuertes, con gran tendencia apical dando prioridad al ápice sobre la zona baja. Si bien algunos árboles tenían alguna yema o rama baja, eso no era lo habitual. Para crear conicidad en el tronco, quería ramas de sacrificio en la base, y además, cuantas mas ramas y mas bajas tuviera, más fácil seria sustituir en un futuro la rama de engorde apical por una rama lateral. Mecachis en los patitos, al japonés se le olvido escribir como se consigue eso. Retiré acícula vieja en algunos, para ver si salían yemas, en otros se la dejé, para ver si salían yemas, pero nada, el resultado era aleatorio y sin una conclusión clara. No todos respondían del mismo modo. De pronto, una conjunción astral ilumina mi mente. Por mi experiencia con el pino blanco, intentar conseguir yemas de zonas en las que no hay acícula o no la ha habido en tiempos pasados es arto difícil, por no decir imposible. Pero tate, si las hay o las ha habido, la cosa cambia, y de que manera. Una poda drástica provoca el despertar de yemas latentes en casi cualquier especie vegetal. Vegetal+poda+yemas+quetengomuchospinos, vamos a probar. Y probamos. Agarro media docena de pinos, les engaño diciéndoles que no va a ser nada grave, que está todo controlado, y los decapito.
JJMA
JJMA
Primero un ejemplo de la aparición de yemas en el pino blanco japonés. Se puede apreciar un brote ya abierto del año anterior, y a su lado uno producido para este año.
JJMA
JJMA
Como se puede apreciar, esa brotación está bastante lejos de la zona de acículas, pero como decía anteriormente, allí donde hay o hubo acículas, se pueden conseguir nuevas yemas.
JJMA
JJMA
Y tampoco es un caso aislado, sino que dependiendo del árbol y de cómo te lo montes, se puede conseguir que sea lo habitual y no la anécdota.
JJMA
JJMA
Por aquellas fechas, la situación de todos los pinos era más o menos esta.
JJMA
JJMA
Y después de despistarlos con falsas promesas, la situación de los voluntarios fue esta.
JJMA
JJMA
Como se puede ver, se elimino todo el tallo, a excepción de algunas acículas.
JJMA
JJMA
Se pueden apreciar todavía las acículas juveniles secas y que fueron cortadas después de haberse secado.
JJMA
JJMA
Para que después digan que la suerte no influye en esta vida, todos los numerados del 30 hacia arriba, sufrieron el experimento.
JJMA
JJMA
Como se puede ver, la suerte ya estaba echada. Aquí es cuando comienza el momento de reflexión. Los que estabais leyendo, tenéis prohibido terminantemente continuar leyendo y mirando las fotos del post. Es el momento en que cada cual, con su sapiencia, experiencia o intuición piensa de forma razonada cual es el modo en que van a reaccionar los pinos. Tic tac, Tic tac, Tic tac, Tic tac, Tic tac, Tic tac, Tic tac, Tic tac, Tic tac. Tiempo.

Si nos atenemos a lo que se dice por ahí, les quedan dos telediarios. Yo también lo pensaría si me fiara de lo que se dice por ahí, pero soy escéptico por naturaleza.

La naturaleza es sabia, y reaccionara haciendo sobrevivir a la planta de algún modo. Con esta teoría me alineo, ¿pero cual será la reacción?

Tercera y última, este tío nos vacila porque el ya lo sabe. Je, lo sé ahora, pero no cuando lo hice. Ese es el motivo de que insista tanto en la necesidad de validar solo nuestras experiencias propias, y no tomar como dogma de fé las ajenas. Como diría el insigne político Don Julio Anguita, programa, programa, programa. Experiencia propia, experiencia propia, experiencia propia. Pesado pero no por ello menos cierto.

Descripción de la foto:
En primer lugar tenemos el tramo de tallo en el que estaban las acículas de la primera brotación, a las que se da en llamar brotación juvenil. Son acículas simples. Estas acículas ya se habían secado, y fueron recortadas después de secarse, mas que nada por evitar podredumbres y para que estéticamente quedase mejor, soy un maniático.
Las acículas superiores ya eran de una segunda brotación, y estaban pareadas. A la derecha vemos una pareja de acículas, a la izquierda, el nacimiento de una pareja de acículas junto a la axila de una acícula simple que todavía se conserva verde.

Y en el tramo sin verde del tallo, sorpresa, los Rolling Stones en concierto.¡¡¡¡¡¡Nooooooo¡¡¡¡¡¡, son yemas, abundantes, frescas y lozanas cual zagala correteando por el verde pastizal de la campiña.
Pgina [1 2 3 4 5 6 7 8 9 ]