Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
Portal Bonsai
0 0 0

Cuando el diablo se aburre.........VI (RIEGO)

Por: JJMA | Publicado: 02/02/2005 10:12 | | | #Cont:30
Hola a todos.



Bueno, aquí estamos otra vez. Vamos a ver si hoy me centro y cuento lo que quería contar en el anterior post.



Recordando un poco lo expuesto en el post número V, mi exposición pretendía dar una serie de consejos con el fin de evitar trasplantes apresurados o fuera de época. La intención es buena, pero reconozco que puede ser una tarea difícil de llevar a cabo, y en este caso la técnica de ensayo-prueba-error-corrección, puede terminar con el árbol en muy malas condiciones.



Por regla general, los árboles de “venta masiva” están plantados en dos tipos de sustrato. Una tierra arcillosa, compacta y dura, o por el contrario una mezcla de materia orgánica y arena fina. Ambas tierras, olvidándonos de otros posibles problemas nos crean uno inicialmente bastante grave. ¿Cómo riego?. ¿Cuánto riego?. ¿Cada cuanto riego?. ¿Con que agua riego?.



Como soy bastante anárquico al escribir, primero listo las preguntas y después las contesto en orden contrario.

Página [1 2 3 ]
JJMA
JJMA
¿Con que agua riego?

De esto se ha hablado y escrito mucho tanto en los artículos de la web como en el foro. Vamos a intentar regar con agua que contenga la menor cantidad de sales disueltas que sea posible. Si el agua es mala, además de poder contener posibles compuestos químicos nocivos para la planta, los cuales ni quiero ni pretendo imaginarme, un exceso de sales dificultan el correcto funcionamiento de las raíces además de saturar el sustrato. Una pausa para publicidad, echar un vistazo al post “Cuando el diablo se aburre IV”, para entender mejor la necesidad de agua libre de sales disueltas.
JJMA
JJMA
¿Cada cuanto riego?

Buena pregunta. Difícil respuesta. En el post “Cuando el diablo se aburre V”, aconsejaba, por motivos de aclimatación del árbol, buscarle un emplazamiento estable. El colocar el árbol siempre en el mismo sitio nos va a ayudar también a nosotros a regar. Al tener unas condiciones estables, el consumo de agua a su vez será mas o menos homogéneo. Esto no significa que si hemos regado pasados tres días, siempre tengamos que hacerlo cada tres días, pero nos dará una idea de las necesidades de árbol. En el caso de un árbol que esté dentro de casa, pocas variaciones tendremos.

El problema nos puede surgir cuando lo tenemos en la calle. Si está expuesto a la lluvia, una temporada de lluvias continuadas pueden producir un exceso de agua en el sustrato. Recordad que me estoy refiriendo a los sustratos originales. Seria mejor protegerlo del exceso de agua, y si está lloviendo y necesita riego, aprovechar para que sea la madre naturaleza quien nos lo riegue. La insolación, temperatura y viento, también influirá en la frecuencia de riego. Recordar simplemente que es más fácil matar un árbol por exceso de riego que por defecto, así que mejor pecar de rácanos.

Ya, pero ¿Cada cuanto riego?. Otra vez voy a ir contracorriente. La técnica en tantos sitios aconsejada sobre regar cuando la superficie del sustrato esté seca, no sé yo si es aplicable a los sustratos de los que estamos hablando. Me explico y después vosotros decidís. A partir de aquí la cosa se va a liar, así que paciencia.

Si os habéis informado un poco sobre sustratos y trasplantes, habréis leído también sobre la importancia del cribado y selección del tamaño del grano, así como del diferente grosor del mismo en base a la altura en que el sustrato se encuentre en la maceta. Vamos a colocar un dibujillo, y después explico algunas de las razones por las que se hace esto.
JJMA
JJMA
Como se puede apreciar en el esquema anterior, primero se coloca una capa de drenaje, compuesta de guijarros mas o menos gruesos, y que tiene como misión crear una zona con mucho espacio entre granos favoreciendo la evacuación del agua, la circulación del aire, y evitando que se cieguen los agujeros de drenaje de la maceta. Esta capa de drenaje debería de estar compuesta de un material que no absorba agua ni nutrientes y consistente para que no se degrade. La idea es que no se ciegue nunca, así que intentar impedir que las raíces pasen por ella ni siquiera de visita es interesante.

Posteriormente, y según la altura de la maceta se colocan diferentes capas de diferentes grosores cada una de ellas. En este punto aclarar que el numero de capas y tamaño del grano depende mucho del cultivador, especie, altura de la maceta, etc. pero solo pretendo llegar al porque de las cosas, tiempo tendremos de adaptar lo general a nuestras particularidades. Por encima de esta capa de drenaje, se colocan las distintas capas del sustrato donde “realmente” se van a desarrollar las raíces. Más grueso en la zona inferior, menos en la superior, de una forma progresiva. ¿Porqué se hace esto?. Vamos a centrarnos solo en el tema del riego, porque por haber, hay alguna otra razón más.

Cuanto más grueso es el sustrato, mas espacios queda entre los granos, mayor circulación de aire se produce, y la humedad se evapora con mas facilidad. Cuanto más cerca de la superficie está el sustrato, el Sol, el calor y el viento, más rápidamente evapora la humedad que contiene el mismo. Si disponemos en toda la maceta de la misma granulometría, y la maceta es profunda, se nos va a secar mucho antes la parte superior que la parte interior del sustrato. En macetas bajas, esta diferencia es mínima, pero en macetas profundas puede ser notable. El objetivo de las distintas capas es tener diferentes “niveles de evaporación” con el objeto de que la humedad en cualquier nivel del sustrato sea lo mas equilibrada posible. Mas retención de humedad en las zonas altas, menor en las bajas. De este modo se pretende conseguir que cuando la capa superior del sustrato esté seca, lo cual utilizamos como referente para regar, el interior también lo esté o casi.
JJMA
JJMA
Esto, con un sustrato decente es la teoría, y no difiere en exceso de la práctica. Pero ¿qué ocurre con los sustratos indecentes?. Como habréis podido observar, el tema de la granulometría brilla por su ausencia. Tenemos una masa mas o menos compacta toda igual, y lo del drenaje suele ser un lujo del cual no disponemos. ¿Que ocurre si regamos cuando la capa superficial está seca?. Pues sencillamente, que la zona interior del cepellón seguramente esté muy húmeda, por no decir encharcada. Ese es el motivo por el cual no me parece muy correcto regar esos sustratos siguiendo el criterio de la capa superior seca. Muchas veces leo post de foreros que riegan con ese método y los problemas se mantienen. Pensad si no puede ser por esto. Me parece un mejor criterio la observación, tanto del sustrato como de las hojas. Un poquito de paciencia, observar las hojas del árbol y al mismo tiempo el sustrato, y cuando veamos que las hojas comienzan a dar síntomas de falta de agua ver en que condiciones se encuentra el sustrato, y regar. En poco tiempo le pillareis el truco, y lo haréis de forma mecánica. No olvidéis que es más fácil matar un árbol por excesos que por defectos.
JJMA
JJMA
¿Cuánto riego?. ¿Cómo riego?. Estas dos las vamos a juntar en una sola, así que la respuesta va a ser el doble de larga. Toca ponerse cómodos.

Mi recomendación para un sustrato normal seria regar mediante una regadera o cualquier apaño que nos fabriquemos (hay muy buenos post en la web sobre alternativas a las regaderas) desde el exterior del sustrato, evitando la inmersión y utilizándola esta en casos muy puntuales. Algún día explicaré ventajas e inconvenientes de regar de un modo u otro. Pero con los sustratos que nos ocupan, decantarme por uno u otro método se me hace difícil. Vamos a ver porque.

Vamos a diferenciar entre los dos tipos de sustratos que nos ocupan, los arcillosos, compactos y duros, y los “orgánicos” blandos y esponjosos. Los primeros generalmente están compuestos de tierra de campo, y podemos encontrarnos dentro de todo, desde conchas de moluscos, piedras, y vete tú a saber que otras cosillas.
JJMA
JJMA
Sustratos arcillosos.

Riego con regadera de sustratos arcillosos.

Estos sustratos son difíciles de regar. Si lo haces por encima, es habitual que el agua patine, escurriéndose por los bordes de la maceta, o deslizándose entre el cepellón y las paredes de la maceta. Al deslizarse por el exterior del cepellón enseguida sale el agua por los agujeros de drenaje, y nos puede dar la impresión de que ya está el sustrato saturado, dejando de regar. Nada mas lejos de la realidad. Al ser tan compacto, al agua no le da tiempo de filtrarse al interior del cepellón, y lo mas seguro es que solo reciban agua las capas exteriores del cepellón. Hay que insistir mucho y desperdiciar mucha agua, para tener unas mínimas garantías (y digo mínimas) de que el agua ha llegado al interior del cepellón. La verdad es que con este tipo de sustratos, regar con regadera no es muy aconsejable.
JJMA
JJMA
Riego por inmersión de sustratos arcillosos.


Si regamos por inmersión, y mantenemos la maceta el suficiente tiempo dentro del agua, favorecemos la absorción del agua en todo el cepellón, y ahorramos agua. ¿Cuánto tiempo?. Pues dependerá del tamaño de la maceta y de lo compacto que esté el sustrato, pero por regla general cinco minutillos NO serán suficientes. Suelen venir tan compactos, que su porosidad es casi nula. Cuando intentéis deshacer el cepellón para trasplantarlo, veréis lo que hay en el interior y lo que cuesta meter los palillos.

Mi consejo tanto para sustratos arcillosos como orgánicos, es sumergir la maceta hasta la mitad de su altura más o menos, pero no cubrir por completo el sustrato. ¿Porque?. Si sumergimos la maceta hasta media altura, la superficie del sustrato nos indicará cuando está completamente regado, ya que la capacidad de absorción de agua tanto hacia el interior del cepellón como hacia la superficie serán similares, así que podemos pensar que si la superficie del sustrato se ha humedecido, la parte central también lo habrá hecho. Si por el contrario introducimos la maceta por completo en el agua, la superficie del sustrato no nos sirve de referente, y no podremos saber si el tiempo que lo tenemos sumergido es poco o mucho para un riego correcto.
JJMA
JJMA
Y la misma dificultad que tiene para humedecerse el interior del sustrato, es proporcional a la hora de secarse. Podemos tener el exterior de la tierra seca como el ojo de un tuerto, y el interior muy húmedo, y si volvemos a regar fijándonos en el exterior, no hacemos mas que mantener las raíces constantemente mojadas. Por esto mi consejo de observar tanto las hojas como el sustrato. La verdad es que hasta para una persona con experiencia le resulta difícil regar correctamente árboles plantados en estos sustratos, pero vamos a intentar minimizar los problemas.
JJMA
JJMA
Sustratos orgánicos.

Los que podemos llamar “sustratos orgánicos”, compuestos por turba y/o mantillo y probablemente con adicción de arena fina. Estos son menos difíciles de regar aunque también tienen sus pegas. Si buscáis las características de la turba en el siguiente post http://www.portalbonsai.com/foro3_mensaje.asp?tema=37031&fecha=20050125002545 , veréis que es capaz de retener agua entre cinco y diez veces su peso, y eso es mucha agua. Pensemos entonces que un árbol plantado en ese sustrato, una vez completamente regado y saturado, va a disponer de agua durante un periodo de tiempo muy prolongado. La evaporación y consumo dependerá del árbol y las condiciones climatológicas, pero dentro de casa no variará mucho respecto a un sustrato arcilloso. Se producirá un desecamiento de las capas exteriores, pero mantendrá mucha humedad en las zonas interiores.

Respecto a como regarlo, veamos de nuevo las dos opciones.
JJMA
JJMA
Riego con regadera de sustratos orgánicos.

Si lo dejamos secar lo suficiente como para que la parte interior del cepellón también se seque, cosa que seria lo ideal (siempre observando la reacción de las hojas), tiene la mala costumbre de reducir también el volumen, separándose de las paredes de la maceta. A pesar de ser un sustrato que permite mejor que el arcilloso el paso del agua a través de él, no nos podemos tampoco fiar de regar por encima hasta que el agua escurra por los agujeros de drenaje. La mayor parte de esta agua de riego se escapara entre las paredes de la maceta y el cepellón. Es un buen método hacer un primer riego más o menos intenso para que el sustrato comience a absorber agua, para pasados unos minutos, volver a regar nuevamente con más intensidad. Pasa algo parecido a cuando se riega una maceta con musgo en la superficie, en la primera regada la mayor parte del agua surfea por el musgo y se va por los bordes de la maceta, y es en la segunda cuando realmente se ve que el agua pasa a través del musgo, regando el sustrato. Si es necesario hacerlo en tres veces y no dos, pues se hace.
Página [1 2 3 ]
Comenta