Webs Personales Globered
Consigue tu propia pgina web
Portal Bonsai
0 0 0

EL FRÍO Y LOS BONSAIS

Por: jordi | Publicado: 29/01/2005 15:50 | | | #Cont:105
En estas fechas, los foreros del hemisferio norte vamos muy preocupados por el frío, así que vamos a ver como entender el frío y afrontar el invierno para no tener disgustos.


Ante todo hay que decir que cuanto más se parezcan los requerimientos de nuestros árboles con lo que les ofrece nuestro clima menos trabajo nos darán y mejores resultados. Está claro que no es lo mismo cultivar un arce o un castaño en un clima atlántico que en uno mediterráneo o un ficus en Málaga que en Ávila.

En el mercado la oferta más masiva es de bonsáis de interior. Lo malo es que no hay bonsáis de interior, todo crecen mejor en el exterior, pero claro cuando llega el invierno no sabemos que hacer si entrarlos al clima desértico de nuestro salón con calefacción o dejarlo a su suerte en plena tundra.

Analicemos el tema de la resistencia al frío de nuestros árboles:

-Una manera fácil de saber qué temperatura mínima resiste una especie es teclear en un buscador el nombre en latín de la especie seguida del término “hardiness” y nos aparecerán páginas en inglés donde sitúan a nuestra especie en una zona de resistencia o zona que queda dentro de unos rangos de temperatura climática. Si esta zona coincide con la nuestra o es más cálida no deberíamos protegerlo del invierno , al menos en teoría. Existen mapas de esas zonas climáticas en todos los países, en USA son muy exhaustivos , en España para mi el mejor es el que aparece en www.arbolesornamentales.com, del que os pongo una foto (foto 1), y de paso os recomiendo un paseo por esa página, es una maravilla.

-Pero además de lo expuesto, hay otros factores:

- los microclimas dentro de cada zona e incluso dentro de nuestro jardín o terraza no es lo mismo cultivar frente a un muro orientado al sur que al norte.
- La edad y forma de cultivo : la resistencia al frío que encontramos suele referirse a ejemplares adultos cultivados en el suelo. Las formas jóvenes y lo que se cultiva en maceta ( por ejemplo los bonsáis) son más sensibles al frío. También las formas variegadas suelen ser más frioleras. Por último una planta cultivada en un invernadero , si la compramos en invierno no la debemos exponer al frío hasta el siguiente año, pues necesitará un tiempo de aclimatación.
- Que una especie tropical pueda resistir –3ºC suele significar que no muere si soporta una helada puntual de corta duración a –3ºC, pero si la mantenemos 24 horas así morirá. Por eso no es lo mismo cultivar durante una ola de frío en Sevilla donde aunque en la noche estemos a –3ºC de día subiremos a 10 que en Zaragoza donde esos –3ºC nocturnos se pueden quedar en 0ºC de día durante varios días seguidos.
- La humedad es otro factor a temer en cuenta. Si el suelo está seco las raíces resisten mejor las heladas. En cuanto a la humedad del aire si esta es alta se forma escarcha lo que en contra de lo que pueda parecer puede proteger al árbol de una helada intensa, haciendo de capa “protectora”. Por eso son tan nocivas las heladas “negras” o sin humedad, y hielan mucho más las hojas, por eso los agricultores pulverizan agua sobre los cultivos durante las heladas negras para crear una capa de hielo que proteja la planta .


- Para empezar debemos conocer nuestro clima y el microclima donde cultivamos. Para eso es muy útil tener termómetros de máximas y mínimas en la zona de cultivo( foto 2). Quizá valga la pena trasladar los árboles según la época del año a la zona más favorable. El cuartel de invierno ideal suele ser junto a un muro de orientación sur, soleado, a más de un metro del suelo (a ras de suelo la helada es más intensa) , y protegido del viento. A veces pasado el período más frío conviene situar algunos árboles en una zona menos cálida para evitar una brotadura prematura cuando aún exista riesgo de heladas. Incluso las especies resistentes se benefician de una cierta protección de las raíces si el frío es riguroso, por ejemplo enterrando el tiesto en un cajón con turba seca, porexpán, hojarasca...) o situándolo bajo el alero de la casa (el aire helado suele “caer de arriba” –foto 3-por lo que cualquier techumbre, alero, bajo una mesa de jardín, bajo otras plantas más grandes etc da una cierta protección).
- En el caso de las especies tropicales (ficus, carmonas, serisas...) dependiendo del clima será suficiente con la protección del alero, puede ayudar envolverlas con una bolsa de plástico a modo de mini invernadero durante los días más fríos y envolver el tiesto con una mantita, dejar la tierra bastante seca y estar atento al termómetro(foto 4). Hay que tener presente que el alfeizar exterior de una ventana ofrece una temperatura varios grados superior que a un metro de ella por la irradiación de calor de la vivienda, y en muchas ocasiones puede ser suficiente. La mayoría de estas especies soportan ligeras heladas puntuales hasta –1ºC si son de corta duración aunque es mejor no apurar tanto. Si nuestro lugar de protección va a bajar de esa temperatura o se mantendrá por debajo de 5ºC durante días, es hora de entrar el bonsái tropical en casa. Dentro de casa el problema es un exceso de temperatura y sobretodo una humedad bajísima. Estas condiciones tampoco son nada bueno para el bonsái, quizás los ficus las toleran algo mejor que las demás, pero también se resienten. Si entramos el bonsái en casa hay que buscar el lugar más húmedo y fresco posible con la máxima luminosidad., regar moderadamente y situar una bandeja con agua bajo el tiesto con grava para que el bonsái no esté en contacto con el agua pero se beneficie de la humedad que evapora. También podemos pulverizar con agua sin cal, pero es menos eficaz. Nunca entréis el bonsái de noche y lo saquéis de día, ese shock térmico diario es la peor solución posible. A la que pase el riesgo de heladas sacaremos otra vez los bonsáis a sus estantes de invierno. Lógicamente , si disponemos de un invernadero templado será la mejor solución.


A veces las medidas fallan o lo peor ya ha pasado ¿qué hacer? Bueno, los daños por el frío suelen causar que el agua de dentro de la hojas se hiele formando cristales de hacen estallar las células de tal suerte que cuando se deshiela ya no tiene remedio y la ho
Pgina [1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 ]
jordi
jordi
jordi
jordi
Temómetro de máximas y mínimas situado entre los bonsáis.
jordi
jordi
Esta planta del dinero (Plectranthus ciliatus) presenta las hojas superiores quemadas mientras que las inferiores han quedado indemnes.
jordi
jordi
Un par de ficus envueltos en bolsas en el alfeizar de la ventana. En esta situación hace un par de días llegaron a 1ºC, mientras que a un metro de ellos al raso estabamos a -4'5ºC
jordi
jordi
Las hojas superiores de este ficus benjamina (es un árbol de macetón de 180cms)se han quemado un poco pero lo superará.
jordi
jordi
Esta cala (Zantedeschia Aethiopica), muestra los signos típicos de una helada. El follaje está perdido, pero sus rizomas le permitirán rebrotar rápidamente.
jordi
jordi

<font size=1><b>[Modificado el 29/01/2005 a las 16:12]</b></font>

Esta Schefflera actinophylla también muestra signos de haberse helado levemente.
jordi
jordi
Me alegro de no poderos poner fotos de bonsais helados ;-)

Espero que mi aportación os sea útil.

Un saludo.
Nan
Nan
Muchas gracias, Jordi. Me ha sido muy útil, sobre todo el dato sobre las zonas :)

Un saludo,
Nan
bubal
bubal
Gracias me ha ayudado con el ligustrum que se habrá helado, lo he pasado a una habitación que no pasa nunca de los 20º he eliminado gran parte de hojas (las que en peores condiciones estaban) un ligero riego y mucha luz y haber si da resultado. Es que no me dí cuenta de haberlo pasado en su momento y de que me quise dar cuenta estaba a -11º ya veremos.
Muchisimas gracias por la información.
Un saludo.
Pgina [1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 ]
Comenta