Webs Personales Globered
Consigue tu propia pgina web
Portal Bonsai
0 0 0

Elurtuta, Parte II

Chamaecipares pissifera boulevard adquirido en vivero en Enero del 1996

Por: Webmaster | Publicado: 10/12/2008 17:54 | |

Continuamos la formacin de 'Elurtuta' desde el anterior artculo.

Para la siguiente sesin he dejado el modelado de la rama delantera y el pice . Quiero hacer notar cmo la rama que est encima, directamente encima de la de contrapeso, es una rama que ya no se ajusta al diseo. En primer lugar, ha llegado a ser demasiado gruesa para la posicin que ocupa, ese fué el principal inconveniente que v para decidir no utilizarla en el diseo como rama con follaje. Es una rama que ha crecido muy vigorosamente, con muchas ramitas y eso ha hecho que engrose ms que las dems. Si no lo hubiera hecho tanto, podra haberla utilizado como rama de contrapeso, porque en realidad ocupa el lugar exacto que le correspondera. Por tanto es eso lo primero que trataré de resolver en la siguiente sesin.
 

En la siguiente sesin la cosa ha ido ms rpido de lo que haba pensado, tanto que no he parado a hacer fotografias, cuando uno lo ve claro es dificil parar. Bien, en principio ya se ve que la rama en cuestin, la de la flecha, ha sido transformada en un jin, me ha costado decidirme a quitarla porque verdaderamente ocupa el lugar que le correspondera a la de contrapeso. La he transformado en un jin, en principio porque el tipo de diseo que yo sigo, me permite sustituir una rama principal por un jin y nunca se sabe si tendré que utilizar este recurso, es como si me guardara un as en la manga y tambien porque en esa zona hay otros jin en las dems ramas, haciendo el efecto de como si hubiera ocurrido algo en esa parte del rbol que ha matado algunas ramas. En otra vista ,ms adelante, se aprecia mejor. Falta refinarlo un poco, acortarlo e incluso colocarlo un poco ms en posicin, pero eso lo haré ms adelante cuando haya secado bien.


Aqu se puede apreciar el efecto que quiero resaltar, es como si otro rbol hubiera caido rompiendo las ramas que haba en el camino de su caida, abriendo un gran espacio vacio de follaje.

 





En la fotografa anterior, las ramas que estn dentro del crculo, no son ramas que definen el diseo, de momento, son ramas de complemento, lo refuerzan. Una de ellas, la superior se ubica entre dos constantes de dragn, esto es, entre dos ramas principales en este caso, y la inferior es la que verdaderamente est destinada a ocupar el lugar de la rama trasera.
 

En esta vista lateral se aprecia mejor lo que quiero explicar. La que est marcada en un crculo es la destinada a ser la trasera en un principio. Y la trasera actual probablemente la elimine. Pero eso es futuro, a la hora de modelar hay que pensar constantemente en el futuro crecimiento, por supuesto.










En esta imagen se puede ver cmo he definido el pice, lo que est en el crculo y también, cual es la rama delantera, en verde. El resto de ramitas, las que no he definido, pero s alambrado y colocado, son ramas de complemento, todas refuerzan el diseo general. Eso no quiere decir que vayan a ser definitivas, con el tiempo unas sustituirn a otras y algunas tendrn que ser podadas puesto que su ubicacin y caractersticas respecto a las dems las obligar a alejarse de la armona, pero eso ser mucho ms adelante, también hablaremos de ello.
 

El pice es la zona ms vigorosa, as que no hay que andarse con contemplaciones, no se pueden dejar muchas ramitas porque se llenar en poco tiempo redondendolo si no se pinza continuamente.


Pues bien, con todo esto, doy por concluido el arreglo y aclarado de ramas, pero an me queda el trasplante. Es un trasplante de emergencia y no me extenderé, creo que est muy bien explicado en esta web.

Para ello elijo una maceta de las que se utilizan para hacer bosques. La explicacin es sencilla, me baso en el grosor del tronco, busco que coincida con la altura de la maceta, eso armoniza el conjunto y el color verde creo que combina bién con el color general del follaje, verde claro. En cuanto a la longitud de la maceta hubiera preferido una un poco ms larga, pero las circunstancias obligan. De todas formas a Elurtuta an le quedan unos cuantos transplantes en su vida, no hay prisa.
 

He aqu un detalle del nebari, lstima que esta sea la parte trasera. En fin, todo no va a poder ser.














Siempre se habla sobre el musgo y hay mucha gente interesada en él. En realidad, el musgo que yo recolecto en forma de tepes crece slo, a pleno sol en los muros con un poco de humedad y luz al menos en donde yo vivo, que no hay falta de lluvias precisamente. Pero para algunos el ritmo de crecimiento puede parecernos un poco lento, as que directamente, decidimos ponerlo all donde lo necesitamos. Pero poner musgo en un bonsai no es meramente la accin de plantarlo en la superficie y ya est, no.

De la misma manera que con una pequea planta representamos un gran rbol (todo es una ilusin, la ilusin de lo grande en lo pequeo) en su base, con el musgo representamos el cesped, o hierba, o vegetacin que crece a su alrededor, por eso hay que distribuirlo correctamente. Un rbol cuando es frondoso, y no me refiero a la especie sino a la copa, produce mucha sombra en su base, esa sombra impide que las hierbas crezcan directamente debajo de la copa, pero no alrededor de la sombra. Es este un detalle que se suele pasar por alto, pero que proporciona mucha naturalidad al conjunto. Adems, colocndolo as, dejamos el nebari bien a la vista, eso por una parte y por otra, nos hace ms fcil el control de riego porque podemos ver si la superficie se seca, cosa que no sera posible si el musgo la cubriera completamente. Aparte de eso también ayuda a retener el polvo resultante de la criba de la akadama, que ponemos encima en los lugares sin musgo. Con el tiempo, él mismo se extiende y lo intenta cubrir todo, es bueno de vez en cuando retirar un poco de las zonas donde no nos interesa que esté, como por ejemplo la zona cercan al nebari e incluso el que crece sobre el mismo tronco.

El musgo, yo dira que es el precusor del bosque, es un proceso sencillo de entender. Como no necesita demasiadas condiciones para desarrollarse,(una base, luz y agua) cualquier espora puede comenzar a crecer en una roca, rama muerta, viva, etc... Una vez iniciada la colonizacin en ella comienza a retener materia orgnica tanto externa como la producida por el mismo musgo, materia orgnica suficiente para que cualquier pequea semilla de cualquier plantita que por all caiga, encuentre las condiciones ideales para que comience a crecer, de ah a que se depositen las siguientes semillas no hay nada, slo un ciclo. Posteriormente con el transcurrir de los aos, ese musgo con toda esa vegetacin agregada habr producido y retenido suficiente materia orgnica como para que puedan desarrollarse en él semillas, de plantas mayor entidad, que contribuirn a su vez en la creacin de suelo, o humus y as sucesivamente, ah ya slo tiene que llegar mediante el viento o algn pjaro un hayuco o una bellota o algunas semillas de una higuera etc, ya tenemos el comienzo del bosque, si las condiciones son adecuadas, y si no hay un "yamadorista" cerca, claro, jeje.

Bien, pues quiero mostraros en una serie de fotografas cmo he colocado el musgo en este bonsai.
 

Este es un tepe de musgo del llamado de terciopelo, recolectado en un muro. Lo he humedecido lo suficiente, hasta que ha quedado esponjoso para facilitar la operacin








Antes, he recortado un poco de la parte de abajo, para que no sea tn grueso. Lo coloco encima, en el lugar que me interesa, en este caso en el mismo borde de la maceta. Veis a la izquierda de la fotografa que ya hay algo colocado. Lo que voy a hacer es una especie de muro de contencin con el musgo por todo el borde de la maceta.





 


A la vez que introduzco entre la tierra y la maceta la base del tepe, para entendernos, solo introduzco la parte marrn, no lo verde, voy rompiendo con el palito el resto separndo las hebras a la vez que las voy mezclando con el sustrato.








Este es el resultado de colocar el primer tepe, como veis, en un principio no se ve la cosa muy limpia, pero en poco tiempo, dias, él mismo vuelve a tomar su posicin distribuyéndose uniformemente. Quiero recalcar, que es importante romper las fibras de musgo y mezclarlas con el sustrato de la superficie, porque lo ms probable es que ese tepe de musgo que he puesto muera, los musgos también tiene sus ciclos. Lo que s habremos conseguido al separarlo es que sus esporas se hayan distribuido ms fcilmente esas esporas son las que posteriormente haran crecer musgo sin necesidad de plantar nuevos tepes, por otra parte, tambien algunas fibras sueltas consiquen arraigarse en algun trocito de sustrato.
 

Estas dos imgenes muestran cmo ha quedado la superficie después de plantado el musgo. Ahora slamente falta colocar en los espacios donde no he puesto musgo una capa como de 3 mm. de grosor de polvo de akadama, es lo que yo llamo "colocar el suelo".
 

El resultado es este.












Respecto al riego, en un primer momento, para que no se mueva nada, suelo hacer el riego por inmersin, ojo, sin que el agua sobrepase el borde de la maceta, es bastante plana y el agua entra muy fcilmente si hay un buen sustrato. Posteriormente, cuando el musgo ha comenzado a crecer, uno o dos meses ms tarde, y veo que ya no se mueve de su sitio, puedo empezar a regar con regadera, porque si algn pedazo se desprende, como ya habr dejado trocitos de fibras o esporas, en ese lugar, volver a crecer.


Bueno, pues eso es todo lo que tengo que decir de este trabajo, el resto lo dir el tiempo.

Espero que os haya gustado

Un saludo

Jin