Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
Portal Bonsai
0 0 0

Azalea

Rhododendron indicum

Por: Webmaster | Publicado: 10/12/2008 16:00 | |

Nombre Común:

Azalea, Rododendro.

Nombre científico:

De la familia de las ericáceas, el género Rhododendron es amplísimo incluyendo alguno de los arbustos con flor más espectaculares (Rododendro es una palabra de raíz griega donde “Rhodon” quiere decir rosa, y “Dendro” árbol) . Alguna de las especies utilizadas en bonsái son:

-Rhododendron Indicum, Azalea Satsuki: Especie arbustiva y follaje entre verde oscuro. Florece en verano con diferentes tonalidades que pueden ir desde el blanco hasta un rosa bastante oscuro.

-Rhododendron Impeditum: Especie arbustiva con un follaje entre verde y grisáceo. Sus flores tienen distintas tonalidades de malva y son ligeramente olorosas.

General:

Si bien no hay diferencias que justifiquen una distinción, se solía denominar azalea a la especies cultivadas en invernadero, y rododendros a las rústicas.

En este género se agrupan centenares de especies que con el paso de los años han dado lugar a miles de variedades, algunas caducifolias, por lo que su clasificación puede llegar a ser una tarea peliaguda. Muchas de estas especies son originarias de Japón donde vienen siendo cultivadas desde hace siglos. Puede que la más utilizada en bonsái sea la azalea satsuki que, entre otras cosas, se diferencia de la mayoría en que en lugar de florecer en primavera, lo hace en verano.

Condiciones de cultivo:

Situación: Las variedades de hoja pequeña soportan mejor el sol, pero en general no es mala idea situarlo a media sombra. Eso sí, un lugar sombreado no quiere decir un lugar oscuro. Necesita luz. No soporta demasiado bien las heladas por lo que en caso de inviernos duros debe ser protegida. Aunque el viento no resulta demasiado problemático, sus efectos provocan un incremento en la cantidad de agua consumida.

Riego: Se debe procurar mantener húmedo el cepellón; unas raíces secas pueden ser fatales para esta planta. En días especialmente cálidos pulverizar el follaje puede ser una buena idea. El agua debe ser blanda, es decir con el menor contenido de cal posible.

Abonado: Abonado en los periodos activos; primavera y otoño. Con mayor intensidad en otoño. No abonar durante el periodo de floración.

Trasplante: Cada uno o dos años tras el periodo de floración. Usar mezclas de suelo ácidas.

Poda: Eliminar las flores tan pronto como empiecen a marchitarse. El pinzado debe llevarse a cabo tras la floración. Durante el trasplante convienen podar ramas muertas y aclarar algo el ramaje.

Propagación: A partir de esquejes a principios de verano y mediante semillas sembradas en primavera.

Plagas y enfermedades: Las plagas más corrientes son nematodos, orugas y gorgojos. En el apartado de enfermedades es susceptible a royas, clorosis (Las hojas amarillean por los bordes del limbo y cerca de las nervaduras. Para remediarlo conviene añadir nitrógeno, hierro, magnesio y cinc, evitar aguas con exceso de cal y situar la planta en un lugar bien iluminado), podredumbres de raíces, etc.

Para datos mas concretos consultar el artículo sobre plagas de las sección de Técnicas y Cuidados de Portalbonsai.

Estilos más adecuados:

Se adapta bien a casi todos los estilos y tamaños.

Comentarios:

Es un arbusto espectacular que destaca sobretodo por el colorido que presenta durante su breve, en ocasiones de apenas dos semanas, periodo de floración. Durante este tiempo queda completamente cubierto de llamativas flores a veces olorosas. Un fenómeno curioso bastante corriente es que una misma planta produce de forma natural flores de dos colores diferentes simultáneamente, en ocasiones incluso de tres. Por ejemplo es muy posible encontrar azaleas con zonas de flores blancas, algunas ramas con flores rosadas y otras con flores variegadas mezclando rosa y blanco.

Las azaleas toleran perfectamente el alambrado pero se debe tener mucho cuidado al colocar el alambre pues sus ramas son tremendamente frágiles y es muy sencillo quedarse con una en la mano a poco que nos despistemos.

También es interesante tener en presente el hecho de que la distribución de vigor en estas plantas es completamente distinta a la de la mayoría; las ramas más vigorosas son las más bajas, mientras que las partes más débiles se sitúan en la copa. Algo a tener muy en cuenta a la hora de pinzar, podar y alambrar.

Un punto a tener en cuenta para el correcto cultivo de la azalea, más bien un punto vital para su supervivencia, es que requiere de suelos especialmente ácidos. El sustrato que mejores resultados da es la Kanuma, se trata de un tipo de arcilla originaria de una de las zonas nativas de las azaleas y por tanto un sustrato ideal para ellas. Mezclada con volcánica suele dar excelentes resultados. Se puede pensar en otros suelos ácidos para añadir a la mezcla, al estilo de la tierra de castaño o similar, pero en estos casos se introduce una buena cantidad de componente orgánico en el sustrato que no siempre es la mejor opción, entre otras cosas por que dificulta un tanto el drenaje.

De cualquier forma en este sentido también se debe vigilar el agua de riego: debe estar completamente libre de cal. Conviene usar agua de lluvia, o en su defecto filtrada por ósmosis inversa. Si el contenido de cal en el agua, y por tanto en el sustrato, es elevado, o incluso moderado la azalea tendrá los días contados.