Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
Portal Bonsai
0 0 0

Enfermedades

Dudas resueltas sobre enfermedades del Bonsái

Por: Webmaster | Publicado: 10/12/2008 15:31 | |
-Aparecen manchas negras en las hojas.

 

Las manchas negras sobre las hojas suelen ser sintomáticas en demasiadas ocasiones de problemas en las raíces, normalmente podredumbre causada por un mal sustrato que permanece encharcado casi continuamente. Es un problema típico en aquellos árboles adquiridos en centros no especializados. En caso de detectarse este problema conviene moderar el riego dejando secar algo el sustrato entre riegos, y trasplantar renovando la tierra a la primera oportunidad.

 

-Aparecen manchas marrones en las hojas.

 

Las manchas marrones pueden ser sintomáticas de varias cosas, desde plagas, hongos o simplemente que el árbol haya pasado sed. Si la zona marrón está localizada en el extremo de la hoja lo más probable es que se trate de esto último, ya sea por un descuido con el riego, vientos muy secos y cálidos, o un sol demasiado intenso para la especie en cuestión. En este caso regando adecuadamente o sombreando algo la planta si fuera necesario solucionaría el problema. En caso de enfermedades o plagas se deberá aplicar el tratamiento adecuado para cada una.

 

-Aparecen manchas blanquecinas sobre la base del tronco.

 

Normalmente se trata de depósitos de sales procedentes del agua de riego. Son sintomáticos de dos cosas distintas e igualmente perjudiciales: un sustrato poco drenante,  y un agua con un contenido de sales excesivo. La solución del síntoma visible es fácil: cepillar suavemente la zona afectada para eliminar estos depósitos sin dañar la corteza. La solución de los problemas que lo causaron va a ser más laboriosa: cambiar el agua de riego y, habitualmente, cambiar también el sustrato utilizado.

 

-Aparece una capa blanquecina, o incluso amarillenta, sobre el musgo.

 

Son depósitos de sales. El musgo es uno de los mejores indicadores de la calidad del agua utilizada para regar. Si se mantiene verde y sano, indica que el agua es buena; si se reseca cubierto de costras blanquecinas, nos está diciendo que el agua contiene un exceso de sales. La solución pasa por cambiar el agua empleada y generalmente renovar el sustrato.

 

-Durante la época de abonado aparece una capa blanquecina o amarillenta sobre el musgo.

 

Se trata de depósitos de sales. Si el sustrato drena mal, el agua tarda más de la cuenta en ser tragada por éste, y por tanto las sales minerales disueltas tienen una mayor tendencia a acumularse en la superficie. Durante la época de abonado, a la cantidad de sales que lleva el agua hay que añadir un extra aportado por el abono, lo provoca que la acumulación pueda llegar a hacerse visible. El color amarillento lo adquieren con el tiempo por un exceso de humedad. La solución en este caso es cambiar el sustrato a la primera oportunidad por otro más drenante.

 

-¿Por qué las nuevas hojas nacen más grandes y de un verde más claro que las anteriores?

 

En la mayor parte de los casos se trata de un síntoma de falta de luz por cultivar en un interior demasiado oscuro para la planta. Que una habitación nos resulte aparentemente luminosa a la vista no quiere decir que la planta vaya a opinar lo mismo. Lo más habitual es que no lo haga. No se debe situar la planta más allá de medio metro de una ventana sin cortinas. Con poca luz las hojas salen más débiles, verde muy claro, y la planta trata de que sean lo más grandes posibles para atrapar la mayor cantidad de luz que pueda.

 

-¿Es necesario usar los productos fitosanitarios a mitad de dosis?

 

No. Lo que sí es necesario es respetar estrictamente la dosis recomendada por el fabricante. Hay que tener en cuenta que las plagas van a ser las mismas que en árboles convencionales, igual de activas e igual de resistentes. Si un producto se diseña para trabajar con una cierta concentración, y luego se rebaja a la mitad, lo más probable es que a la plaga no le haga ni cosquillas. De la misma forma, si se duplica la concentración, lo más frecuente es que al mismo tiempo que se acaba con la plaga, se acabe también con el árbol.

 

-¿Las hormigas son perjudiciales para la salud del bonsai?

 

Generalmente no. Las hormigas suelen ser un síntoma de la presencia de pulgones, ya que se establece una relación de beneficio mutuo entre ambas especies. Las hormigas protegen a los pulgones, y estos a cambio les proporcionan una solución azucarada que les sirve de alimento. Hay que tener en cuenta que también existen especies de hormigas cortadoras de hojas que sí podrían afectar a la planta, aunque afortunadamente solo viven en áreas muy limitadas.

 

-¿Las arañas son perjudiciales para la salud del bonsai?

 

No. En nada afectan a la planta, ya que se alimentan de insectos. De hecho, son beneficiosas por este motivo. Ojo, no confundir las arañas convencionales con los ácaros llamados comunmente “araña roja”.

 

-Hay multitud de insectos y larvas en el sustrato. ¿Dañarán el bonsai?

Generalmente no. Es normal que en el sustrato convivan diversos organismos sin mayores problemas. Cuando resultan demasiado abundantes normalmente es debido a un exceso de materia orgánica en la mezcla. El problema suele arreglarse con el siguiente trasplante.

 

-Hay larvas bajo las bolas de abono, ¿Es normal?

 

Si es abono orgánico, sí. El abono orgánico necesita descomponerse para resultar efectivo, y esta descomposición la llevan a cabo hongos, bacterias, e insectos, por lo que encontrar larvas bajo el abono no debería preocupar. No van a afectar a la planta. Dependiendo del fabricante del abono este efecto puede ser más o menos acusado.

 

-Ha salido moho alrededor de las bolas de abono. ¿Es normal?

 

Si es abono orgánico, sí. Al descomponerse el abono orgánico en ambientes más o menos cálidos y con mucha humedad puede producirse este efecto. No afectará para nada a la planta. No es necesario retirar las bolas afectadas.