Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
Portal Bonsai
0 0 0

Trasplante

Dudas y preguntas frecuentes sobre el trasplante del Bonsái

Por: Webmaster | Publicado: 10/12/2008 15:15 | |

Trasplante:

 

-¿Se puede cultivar en el suelo?

 

Si, es una forma muy rápida de engorde sin los inconvenientes de una maceta. Eso sí, en este caso uno debe estar atento a la ramificación; si se descuida la poda lo más probable es que la inmensa mayoría de ramas no sean aprovechables y deban ser podadas dejando grandes cicatrices que tarden años en desaparecer, si es que llegan a hacerlo. También debe prestarse atención a la formación del nebari. En cualquier caso debemos tener claro que cultivar en el suelo no quiere decir plantar y olvidarse del árbol durante dos o tres años; esa sería la mejor forma de obtener un árbol grande pero poco o nada aprovechable.

 

-¿Es necesario trasplantar?

 

Si lo es. Con el paso del tiempo la maceta se llena de raíces y el sustrato se va degradando; se hace imprescindible el trasplante. La frecuencia entre trasplantes va a variar mucho dependiendo del tipo de árbol y su estado de desarrollo, desde una periodicidad anual para árboles caducifolios jóvenes, hasta un periodo de varios años para coníferas viejas.

 

-¿Se deben recortar las raíces al trasplantar?

 

Sí. Las raíces van creciendo a lo largo de toda la etapa vegetativa llenando progresivamente la maceta hasta el punto de que puede contener más raíces que sustrato en su interior. Llegados a esta situación la salud de la planta empeorará hasta morir inevitablemente si no se hace algo al respecto. Ese algo es el recorte de raíces durante el trasplante. Este recorte al mismo tiempo permite ir ordenando un poco la maraña de raíces de forma que se pueda obtener un bonito nebari.

 

-¿Qué cantidad de raíces se debe recortar durante el trasplante?

 

Pues no es sencillo de contestar. En general se indica que dos tercios de la longitud total es lo adecuado. Pero va a variar bastante dependiendo de la especie, su estado de salud, su estado de formación, etc. Una precaución básica y sencilla a tener en cuenta es que los caducifolios trasplantados sin hojas aguantan mucho mejor las podas de raíces excesivamente drásticas que el resto de especies. Otra es que las coníferas suelen ser bastante sensibles durante el trasplante y en general soportan muy mal quedarse a raíz desnuda, es decir, sin nada de tierra.

 

-¿Cuándo hay que trasplantar?

 

El periodo de trasplante va a variar mucho dependiendo de la especie y lo madura que sea la planta. Por ejemplo un caducifolio joven puede necesitar un trasplante cada uno o dos años, mientras que una conífera vieja puede esperar perfectamente cinco o seis años entre trasplantes.

 

-¿Cuál es el momento adecuado para trasplantar?

 

En general durante la primavera del árbol, justo antes de que las yemas empiecen a hincharse. Si por el motivo que sea el árbol empieza a brotar antes de lo previsto, entonces se debe trasplantar aunque después haya que protegerlo de posibles heladas tardías.

 

-¿Qué tipo de tierra debe usarse?

 

Hay diversas mezclas posibles y me temo que ninguna receta universalmente válida. El mejor consejo es leer bastante sobre el tema y ajustar la receta a las condiciones de cultivo de cada uno: clima, especie del árbol, estado de desarrollo, objetivo que se persigue, disponibilidad que tenemos para cuidarlo, etc.

 

-¿Se pueden usar mezclas de sustratos prefabricadas?

 

Depende de la mezcla, pero en general es mejor desconfiar de aquellas mezclas que se venden en centros no especializados. Suelen contener una proporción de materia orgánica demasiado elevada.

 

-¿Qué es el keto?

 

Se trata de una sustrato especial utilizado, por ejemplo, como medio de cultivo en plantados en roca, o como barrera para el sustrato en agrupaciones de árboles plantadas sobre losa. El keto resulta muy sencillo de preparar, simplemente se trata de una mezcla de polvo de akadama, turba y un poco de agua. Se debe amasar hasta que adquiera la consistencia de una pasta pegajosa de color uniforme. Si se desea, también es factible encontrarlo preparado en centros especializados.

 

-¿Se puede abonar justo tras el trasplante?

 

Mejor no. Las raíces deben asentarse primero, recuperarse del trasplante y cerrar las heridas. El proceso llevará unas semanas, más o menos dependiendo del clima y la especie, así que durante ese tiempo no van a poder utilizar convenientemente el abono, es más en ocasiones puede llegar a ser incluso perjudicial para ellas.

 

-¿Se debe  trasplantar antes de formar, o viceversa?

 

No es un tema sencillo. En general se debe formar antes de trasplantar, ya que justo tras el trasplante las raíces se encuentran en un estado delicado y mover demasiado la planta en ese momento va a suponer un problema para la recuperación post trasplante. El árbol puede incluso morir. De todas formas hay que tener muy en cuenta que determinadas especies no toleran bien que se realicen todas estas operaciones seguidas.

Tomemos, por ejemplo, los caducifolios en general; estas especies  se pueden formar y trasplantar a continuación sin problemas. Si ahora pensamos en las píceas la cosa es muy distinta. En este caso tras la formación es mejor esperar un año para proceder al trasplante o se corre el riesgo de afectar seriamente la salud de la planta.

 

-¿Se debe atar la planta a la maceta al trasplantar?

 

Sí. Justo tras el trasplante las raíces todavía no se han asentado y anclado al nuevo sustrato por lo que cualquier roce inadvertido puede mover el árbol con facilidad, incluso el viento puede llegar a hacerlo. Todos estos movimientos intempestivos en nada van a ayudar a la recuperación de las raíces. El árbol puede morir.

 

-¿El alambre que ata el árbol a la maceta debe ser retirado con posterioridad al trasplante?

 

Generalmente no es necesario. En la mayor parte de casos, si se coloca bien puede perfectamente permanecer hasta el siguiente trasplante sin afectar a las raíces. Evidentement,e si por el motivo que sea vemos que empieza a dañar el tronco o alguna raíz importante debe cortarse.

 

-¿Los bosques se trasplantan en grupo?

 

Sí.  Con el paso de los años las raíces de los árboles plantados en grupo se entrelazan y se unen, por lo que se deben trasplantar en bloque, tratando el cepellón como si el de un único árbol se tratara. Es un error tratar de separar los árboles con cada trasplante ya que, como mínimo, va a alterar el diseño establecido, e incluso puede llevar a la muerte de alguno de ellos si somos poco cuidadosos separando las raíces.

 

-¿Es necesario aplicar hormona enraizante al trasplantar?

 

Generalmente no. El árbol ya tiene raíces así que el uso de hormona enraizante no es tan vital como lo sería, por ejemplo, en un esqueje. De todas formas en algunas situaciones especiales puede llegar a ser de utilidad.

 

-¿Se pueden usar sustitutos de la hormona enraizante?

 

Las hormonas enraizantes comerciales van a ser mucho más eficaces que cualquier sustituto, pero en caso de necesidad se puede probar a plantar el esqueje y rodearlo de semillas que germinen rápidamente (mezcladas con la tierra lo más cerca posible del esqueje). Gramíneas, por ejemplo, o incluso el típico alpiste. Las semillas al germinar generan sus propios enraizantes que pueden estimular al mismo tiempo la aparición de raíces en el esqueje. El problema es que después deben arrancarse todas las plantitas no deseadas. Se trata de uno de esos antiguos “remedios de la abuela” que pueden no resultar demasiado eficaces dependiendo de la especie con la que tratemos.