Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
Portal Bonsai
0 0 0

Herramientas rectas

Cómo afilar herramientas rectas

Por: Webmaster | Publicado: 16/02/2009 10:52 | |

Lo primero que hemos de hacer después de tenerlas bien limpias, es comprobar posibles desperfectos en el filo, y valorar si repasando las superficies de corte esos desperfectos se corregirán. Si con un simple repaso de los filos eliminamos posibles rebabas, nos limitaremos a esto. Si es necesario corregir melladuras o pequeñas roturas, entonces debemos de insistir mas en nuestro trabajo.

Tenemos dos formas de hacer el trabajo: apoyando la herramienta sobre una superficie plana (un trozo de madera) y aplicando el esmeril, o al revés. En mi caso prefiero apoyar la herramienta sobre una madera y afilar con el esmeril en la mano.

Aplicaremos aceite o agua sobre la superficie a afilar, en función del tipo de piedra usada, y con las tijeras abiertas y apoyadas con la superficie a trabajar hacia arriba, procederemos a desplazar el esmeril sobre la hoja, bien asentado y en el sentido contrario al del filo.

El afilado se realiza en dos fases: En primer lugar se afila la cara interior de la hoja de la tijera, y posteriormente la parte exterior, que es la que nos determina el ángulo de corte. Colocar la piedra con una ligera inclinación respecto a la superficie a trabajar, intentando apoyar la mayor sección posible de la piedra sobre la hoja, así conseguiremos que asiente bien. No hacer movimientos de ida y vuelta cuando afilemos la cara exterior. Importantísimo que el esmeril quede bien plano y asentado, pues de lo contrario en vez de afilar, redondearemos el filo, peligro que también se corre si hacemos movimientos de ida y vuelta.
 

 
No es necesario insistir mucho si la herramienta no está muy estropeada, con seis pasadas mas o menos será suficiente. Para comprobar el afilado, nos podemos valer del tacto, o como en mi caso, probar a cortar una hoja de papel. Utilizar un papel nos sirve además para comprobar si la herramienta tiene holgura en su eje. Si al intentar cortar el papel, a pesar de que la hoja esté bien afilada, el papel no se corta sino que se dobla quedando entre las hojas de la tijera, es señal de que tenemos holgura en la herramienta. Generalmente, al menos las que yo conozco, el eje de giro consiste en un remache, que con el uso puede coger holgura. Para corregirla, no queda más remedio que aplicar la fuerza bruta. Apoyado la cabeza del remache sobre una superficie dura, procederemos a darle un martillazo a la cabeza opuesta, lo mas firme y certero posible, al objeto de juntar dichas cabezas y eliminar la holgura de las hojas. Esta holgura es más posible que se produzca por hacer palanca al cortar, que por el desgaste, por eso advertía anteriormente el usar herramientas suficientemente dimensionadas y no girarlas mientras se corta.
 
EJE DE GIRO