Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
Portal Bonsai
0 0 0

Pulgones

Algunos de los pulgones más comunes

Por: Webmaster | Publicado: 10/12/2008 12:48 | |
Pulgones:

Pulgón verde, pulgón negro y pulgón de las agallas:
Se trata de pequeños insectos, aunque esta vez si son fácilmente visibles a simple vista, de color verde o casi negro asentados en los brotes tiernos de cuya savia se alimentan.

Síntomas:
En muchas ocasiones la primera pista sobre la aparición de pulgón nos la proporcionan las hormigas. Éstas no afectan para nada a la planta pero su presencia en el bonsái suele implicar la de una colonia de pulgones, pues las hormigas cosechan ávidamente las secreciones generadas por éstos para utilizarlas como alimento. Se trata de una perfecta relación comercial: los pulgones proporcionan a las hormigas alimento en forma de secreciones dulces y éstas ofrecen protección ante cualquier posible depredador.

El principal efecto de una colonia de pulgones es que al alimentarse de savia debilitan en gran medida la planta y los nuevos brotes sobre los que se asientan, si la infestación es grande estos con toda probabilidad acabarán agostándose.
El limbo de las hojas puede verse amarillear y en caso de coníferas las agujas se deforman adquiriendo manchas plateadas hasta finalmente caer completamente secas. Al igual que en el caso de las cochinillas puede hacer aparición el hongo fumagina sobre las secreciones de los pulgones. El pulgón negro además puede ser portador de enfermedades víricas y en el caso del pulgón de las agallas aparecerán multitud de estas (abultamientos) sobre los brotes.
En general el crecimiento se retrasa notablemente y aparecen zonas necrosadas.

Remedios:
Realizar tratamientos preventivos a base de aceites ovicidas a finales de invierno ya que sus huevos hibernan sobre la corteza del árbol, y durante el periodo vegetativo, utilizar insecticidas adecuados para pulgón. Proyectar un fuerte chorro de agua sobre las ramas tendrá el efecto de desprender a los pulgones de estas, con cuidado claro está de no dañar la planta. Un remedio casero que suele resultar bastante eficaz es pulverizar la planta con agua jabonosa.

Pulgón lanígero:
Se trata de un tipo de pulgón de color oscuro con multitud de filamentos blanquecinos adheridos. Forman pequeñas masas algodonosas sobre la que destacan los puntitos oscuros del pulgón propiamente dicho.

Síntomas:
Se establece sobre partes leñosas tanto aéreas como subterráneas y sus picaduras provocan la aparición de agallas. Al igual que sus parientes puede ser causa de la aparición de hongos.

Remedios:
Eliminar las agallas y desinfectar las heridas con soluciones a base de cobre sellándolas con pasta cicatrizante. Utilizar insecticidas apropiados y aceites ovicidas como prevención.