Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
Portal Bonsai
1 1 0

<>

Por: Bonsaipepe | Publicado: 13/10/2006 19:35 | |

-Recuperación: en este apartado me voy a extender explicando detalladamente el proceso utilizado para su recuperación, lo voy a hacer no para incentivar la recolección, al contrario, para que todo aquel que no sea capaz de efectuarlo de la forma correcta se abstenga de intentarlo. Considero que las sabinas son ejemplares valiosos y están en retroceso, por lo que hay que asegurar su supervivencia.
Lo primero es asegurarnos que el árbol localizado tiene potencial para ser convertido en un buen bonsai. Podríamos tener la suerte de encontrar una sabina creciendo en un hueco de un terreno rocoso, y poder ser extraída con todo su cepellón, pero es lo menos probable. Si estamos en un terreno arenoso, las raíces pueden tener varios metros de longitud, imposible.
Deberemos de examinar la sabina, si tiene una sola vena viva que se desliza por el tronco encontraremos una sola raíz, su extracción es más complicada. Mejor optar por una que tenga varias venas vivas que corresponderán a otras tantas raíces. Cavaremos una zanja a su alrededor con cuidado, hasta encontrar las raíces que se extienden, si son finas las podemos cortar, las mas gruesas las estrangularemos con un alambre. La parte exterior de la zanja la cubriremos con un plástico que nos haga de contención para las raíces nuevas y el agua. Finalmente llenaremos la zanja con una mezcla de musgo de fibra larga y retenedor de humedad, acabaremos de cubrir con la tierra que hemos quitado antes y con piedras. Regaremos abundantemente con agua conteniendo desinfectante, hormonas y vitamina B1, últimamente uso hipramin-B con buenos resultados. Esta operación se realiza a finales de invierno, principios de la primavera. Durante el verano tendremos que regar cada mes y medio con hipramin-B si no llueve periódicamente. El retenedor de agua nos ayudará sorprendentemente a no tener que regar con frecuencia.
No hay una norma de procedimiento para la recuperación, cada ejemplar tiene sus exigencias, el proceso anterior, en ocasiones no se realiza de una sola vez. Las sabinas que salen fácil se tarda como mínimo un año en poderlas extraer de su lugar de origen.
En el gran día (extracción), debemos de ir preparados con pulverizador, plástico suficiente para envolver el pan de raíces y cinta de carrocero para atarlo.
Una vez en casa, viene lo importante, plantarla en un cajón suficientemente grande con una mezcla del 70 por ciento de volcánica y el resto de akadama, regar con vitamina B1 y disponer de un mist system para su enraizado, si carecemos de él deberíamos de sentarnos delante de la sabina y cuando el follaje está seco, pulverizar. Tardará un par de meses hasta poder abandonar el mist system. Más info: http://www.portalbonsai.com/categoria.asp?idcat=29738
Una vez enraizada deberemos de dejar crecer libremente un par de años para su completa recuperación y poder empezar a trabajarla.

El cambio climático y la escasez de lluvia propicia que en terrenos rocosos encontremos sabinas muertas como la de la foto, estando muerta sigue siendo impresionante.